Razonamiento matemático

El examen de Razonamiento matemático de GED® se enfoca en dos áreas de contenido importantes: solución de problemas cuantitativos y solución de problemas algebraicos. 

La evidencia que fue utilizada para describir el desarrollo de los Estándares de preparación profesional y universitaria demuestra que los instructores de matemáticas universitarios del nivel inicial valoran más el dominio de los principios básicos que la cobertura superficial y general de los temas. Los datos nacionales de enseñanza compensatoria coinciden con esta perspectiva, y sugieren que los estudiantes con una comprensión superficial de una amplia variedad de temas no están tan bien preparados para triunfar en la educación postsecundaria y tienen más probabilidades de necesitar enseñanza compensatoria en matemáticas en comparación con los estudiantes que tienen una mayor comprensión de los temas matemáticos más esenciales. Por lo tanto, el examen de Razonamiento matemático de GED® se enfoca en los principios básicos de las matemáticas en estas dos áreas, logrando un equilibrio de mayor comprensión conceptual, habilidad y fluidez en los procedimientos y la capacidad de aplicar estos principios básicos en situaciones reales. En el examen, se utilizan diversos tipos de ejercicios, incluidos los de opciones múltiples, de arrastrar y colocar, puntos críticos y llenar los espacios en blanco.

Los Estándares de preparación profesional y universitaria incluyen Estándares para las prácticas matemáticas, que describen los tipos de prácticas o comportamientos en matemáticas que son esenciales para el dominio del contenido matemático. Estos estándares constituyen las bases de los estándares de las prácticas matemáticas de GED®, que evalúan conocimientos matemáticos importantes, incluidos la elaboración, el desarrollo y el razonamiento crítico y la fluidez en los procedimientos.

Teniendo en cuenta estas prioridades, el examen de Razonamiento matemático de GED® cumple con los siguientes parámetros:

A partir del viernes 21 de febrero de 2014, el tiempo estándar permitido para el examen de Razonamiento matemático de GED® aumentó 25 minutos.

PRÁCTICAS MATEMÁTICAS

Además de los indicadores basados en el contenido, el examen de Matemáticas de GED® también se enfoca en las habilidades de razonamiento, plasmadas en las Prácticas matemáticas de GED®. El marco de las prácticas matemáticas se basa en dos grupos de estándares: los Estándares para las prácticas matemáticas que aparecen en los Estándares de preparación profesional y universitaria para matemáticas; y los Estándares de los procesos que aparecen en los Principios y estándares para matemáticas en la escuela, publicados por el Consejo Nacional de Maestros de Matemáticas.

Los indicadores del contenido y las prácticas matemáticas que figuran en los Objetivos de evaluación del razonamiento matemático de GED®, si bien están relacionados, abarcan diferentes aspectos de las consideraciones del contenido de los ejercicios. Los indicadores del contenido se enfocan en el contenido matemático, como generalmente se observa en los marcos de estándares estatales y, en cierta medida, en los Estándares de preparación profesional y universitaria para matemáticas. Los indicadores describen habilidades y capacidades muy específicas que las personas que toman el examen deben demostrar que tienen. En cambio, las prácticas matemáticas se enfocan más en las habilidades de razonamiento matemático y las formas de pensar matemáticamente. La mayoría de las habilidades no están específicamente relacionadas con el contenido, lo que significa que un indicador de una práctica matemática puede ser aplicado a ejercicios que abarquen diversas áreas de contenido (p. ej., álgebra, análisis de datos, sentido numérico). La evaluación de estas habilidades coincide bastante con los Estándares de preparación profesional y universitaria (CCR) para las prácticas matemáticas, que fueron creados para "describir la variedad de conocimiento que los educadores de matemáticas de todos los niveles deben tratar de desarrollar en sus estudiantes" (Estándares estatales de preparación profesional y universitaria para matemáticas [2010], p.6). Las prácticas matemáticas brindan especificaciones para evaluar las habilidades de resolución de problemas en el mundo real en un contexto matemático en vez de pedirles a los estudiantes que simplemente memoricen, reconozcan y apliquen una larga lista de algoritmos matemáticos.

Si bien consideramos esencial que se evalúe tanto el contenido como el razonamiento, sería ingenuo afirmar que cada ejercicio individual podría abarcar los dos tipos de habilidades. Sin dudas, hay conceptos interrelacionados que se pueden encontrar en los indicadores del contenido y las prácticas matemáticas, especialmente en las áreas de elaboración y fluidez, pero no todos los ejercicios que evalúan un indicador del contenido interactúan perfectamente con una práctica matemática. En vez de forzar un alineamiento, buscamos crear ejercicios en los que el contenido y la práctica se puedan fusionar bien. Estos ejercicios evaluarían principalmente la práctica, y el contenido funcionaría como el contexto en el que se aplica la práctica. Los ejercicios de este tipo reflejan las habilidades de razonamiento y resolución de problemas que son cruciales para la preparación profesional y universitaria. Cuando no se puede lograr este tipo de coincidencia natural entre la práctica y el contenido, otros ejercicios evalúan los indicadores del contenido directamente y así garantizan que se cubra el contenido matemático completo en cada tipo de examen.